Archivo de la etiqueta: Saltibus

Saltibus, ¿último golpe contra la ciudadanía?

La Venganza

 

Las rutas del Transporte Urbano en Saltillo han perdido eficacia para brindar una transportación adecuada a los Saltillenses, pues hay rutas que tardan en una sola vuelta hasta tres horas porque atraviesan la ciudad de oriente a poniente, como la Ruta 2A, entre muchas otras similares.

Hay rutas distintas que repiten el recorrido haciendo una pequeña variante en alguna colonia o colonias de un mismo sector, como las rutas Zaragoza, Vista, Morelos. Casi todas las rutas pasan por el primer cuadro de la ciudad, haciendo extremadamente lento el tráfico en cualquiera de las vialidades, sobre todo porque la mayoría pasan por tres calles de las más transitadas, Aldama, Pérez Treviño y Allende.

No es fácil omitir la pésima calidad de las unidades, la poca capacitación a los operadores y la opacidad de las autoridades que en conjunto han ocasionado constantemente desgracias fatales a usuarios y ciudadanos sin que haya consecuencia justa y contundente contra los responsables. Es una historia interminable del “estira y afloje” entre Concesionarios y Autoridades municipales, siendo éstos últimos los que ceden ante las presiones de los primeros, pues desde que tengo memoria, siempre han concedido aumentos de tarifas contra la promesa de mejorar las condiciones, y siempre que se conceden los aumentos los concesionarios no cumplen con sus obligaciones argumentando que no les deja suficiente capital.

Ha sido una pesadilla histórica a su vez para la ciudadanía el famoso Plan de Desarrollo Urbano, que simplemente está diseñado para beneficiar la especulación de los bienes inmuebles de algunas familias, de manera que Saltillo ha crecido en desmedida y de forma desordenada, haciendo prácticamente imposible una organización eficaz y adecuada  del transporte público.

Mañana (15 de agosto del 2013) arrancan las Rutas Troncales del proyecto Saltibus, un proyecto que el Alcalde ha impulsado con mucho ánimo y energía a pesar de las críticas de usuarios y grupos ciudadanos. Criticas que van desde viscerales y radicales hasta certeras y objetivas, (algunos colectivos hasta se han dado a la tarea de realizar consultas ciudadanas, supliendo con ello la ineficacia de la autoridad responsable) y a pesar de todo, persiste una implementación tendenciosa y mal estructurada desde su anuncio.

Un proyecto que en la teoría convence, pues se habla de rutas troncales y rutas alimentadoras, unidades de no más de tres años de antigüedad y operadores perfectamente capacitados, incluso se habla de que algún día llegarán unidades climatizadas. Se habla de una Empresa que le brindará prestaciones laborales a los operadores, una tarjeta de prepago que evitaría por sus beneficios el fácil cobro y fomentaría el poco manejo de efectivo tanto de usuarios como de operadores, además de la creación del Instituto Municipal de Transporte, que regularía todo el sistema de transporte haciendo más eficaz el trabajo de las autoridades en el tema. Este sistema de prepago sería un servicio que los concesionarios deberían contratar para el cobro del transporte a los usuarios.

Sin embargo, desde el anuncio del proyecto Saltibus hecho por el alcalde Jericó Abramo en noviembre de 2012, dicho sistema ha cambiado mucho en su implementación, particularmente por las negociaciones que ha tenido el Alcalde con los concesionarios, quienes argumentan que si no hay aumento no es negocio ser concesionario.

Se dio un primer aumento en enero de 2013 incluyendo una Tarifa de Castigo para quienes no contaban con la Tarjeta Saltibus, una tarifa totalmente ilegal e inconstitucional, sin embargo el alcalde defendió a capa y espada hasta con insultos a quienes cuestionamos esa tarifa de castigo; hasta que una accidente ocasiona la muerte de un menor y el alcalde en junta de cabildo, sorpresa y en domingo para que nadie se entere, “reducen” las tarifas y le cambian el nombre a la Tarifa de Castigo por Tarifa en Efectivo, pero esta sigue siendo inconstitucional e ilegal.

El argumento del Instituto Municipal del Transporte de Saltillo, en voz de su director Héctor Gutiérrez Cabello, nos manifestó que los recursos obtenidos por la tarifa de Castigo serían utilizados para la adquisición de las unidades nuevas, las cuales serían administradas por los concesionarios, es decir, los ciudadanos que no cuentan con la tarjeta invertimos en la adquisición de unidades nuevas para que un concesionario hiciera negocio. Ante este cuestionamiento el Ing. Gutiérrez Cabello respondió que de otra forma no sería posible implementar el sistema.

Entonces y hablando de concesiones: se supone que las concesiones se otorgan a particulares para hacer negocio sobre una actividad, es inverosímil que para hacer negocio el concesionario necesite que los usuarios inviertan para que él haga negocio. ¿Qué no debe ser que si no tienes para invertir no hagas negocio? o ¿por qué Jericó Abramo cede ante ese tipo de presión de los concesionarios?

Ahora con la implementación de las Rutas Troncales, el Cabildo entero autoriza un nuevo aumento de tarifas para que estos mismos señores sigan haciendo negocio, sin haber cumplido los compromisos del aumento a inicios de 2013.

Uno de los principales compromisos de los concesionarios fue la capacitación de los operadores o choferes, sin embargo, las capacitaciones que se dieron fueron menos de cien cuando existen más de mil choferes en Saltillo. Muy pocos fueron enviados por los concesionarios, pues eran en horario laboral, según ellos. De manera que no cumplieron con ninguno de sus compromisos, pero eso sí, necesitan más aumento de tarifas porque si no, no hay negocio.

¡Que se retiren y se dediquen a otra cosa! si no es negocio como argumentan.

Este aumento viene a ser un tipo de venganza de Jericó Abramo por las críticas que hacemos quienes él mismo nos llama troles, siendo que somos perfectamente identificables y damos la cara ante las cuestiones de debilidad y de influyentismo que han mostrado Jericó y su cabildo, quienes de manera cobarde y “en lo oscurito” sesionan sin informar la agenda ni la minuta porque preparan otro golpe más a los bolsillos de los ciudadanos.

Ojalá diera la cara el alcalde para responder a nuestros señalamientos, que han sido respetuosos y objetivos, pero se dedica a hacer circo y teatro para que la gente diga que tiene agallas pero no puede darnos la cara a la ciudadanía para explicar estas situaciones y ponerle solución, mucho menos ahora que ya se va.

Solo nos queda esperar que la ciudadanía reaccione, que haya herramientas jurídicas justas y eficaces para dar marcha atrás a este tipo de atropellos y que la nueva administración de Isidro López Villarreal realice una auditoría justa y minuciosa a todo el proyecto Saltibus para que castigue lo que haya que castigar y sobre todo, mejore la implementación corrupta que ha realizado Jericó Abramo y pandilla, cabildo y concesionarios.

 

Luis A. Zavala

Ciudadanos Por Coahuila

 

 

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: