Archivo de la etiqueta: Moreirazo

EXIGIMOS TRANSPARENCIA A #MOREIRA Y CONGRESO, NO MAS DEUDA

Saltillo, Coahuila a 1 de noviembre de 2012

Estimados Amigos,

Les comunicamos que en el transcurso de esta semana hemos entregado peticiones tanto a Rubén Moreira Valdez, como a cada uno de los Diputados de la actual Legislatura del Congreso del Estado, en torno al tema del Nuevo Crédito que solicitaron autorización a través de Jesús Ochoa y la Secretaría de Finanzas del Estado. En el escrito invitamos con la debida exigencia a que cada uno de los Poderes involucrados actúen en consecuencia y con responsabilidad, no sin antes aclarar, investigar y sancionar a los responsables del llamado Moreirazo y la Mega Deuda de la que el pueblo Coahuilense ha sido víctima. Anexamos algunas imágenes de las Acuse de Recibo y el texto enviado tanto al Poder Ejecutivo como a cada diputado del Poder Legislativo Local.

Ciudadanos por Coahuila

Apartidistas, pacíficos y sin interés de poder

C. Lic. Luis Alberto Zavala Díaz

Comisionado.

TW. @CiudadanosxCoah

FB: https://www.facebook.com/ciudadanosxcoahuila

 

Artículo complementario:

 

Más Moreirazo

 

 

Estas últimas semanas han sido claves para nuestros movimiento ciudadano, particularmente por la solicitud que hizo la Secretaría de Finanzas al Congreso Local para ejercer un crédito nuevo otorgado por Banobras de $950,000,000.00 (novecientos cincuenta millones de pesos). La defensa de los funcionarios de Finanzas no ha parado, claro, es muy conveniente para ellos pues facilitaría la labor que les encomendó Rubén Moreira y que seguramente sería una pausa para no investigar lo acontecido en el sexenio de Humberto Moreira respecto a la Deuda Pública, el llamado Moreiazo.

 

En Coahuila hemos sufrido una confusión de funciones entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo, pues el Ejecutivo ha hecho más acciones legislativas que ejecutivas, incluso, más de lo que hizo Rubén Moreira como legislador y el Poder Legislativo se ha dedicado casi en su totalidad a defender, aprobar sin discusión las iniciativas del Ejecutivo y a realizar gestiones a sus partidarios. Es una situación muy lamentable para la Democracia y el desarrollo social, político y económico de Coahuila puesto que sale a la luz algo de lo que hemos denunciado desde el sexenio anterior, NO EXISTE DIVISIÓN DE PODERES EN COAHUILA, ni institutos realmente ciudadanos pues siguen siendo serviles a un sujeto, quien los comanda y amenaza con no ratificar su puesto.

 

El Moreirazo es la punta de un icberg impresionante de diferentes crímenes de Estado, que no han sido ajenos en distintos sexenios desde Oscar Flores Tapia, si no es que desde antes, pero que se acentuaron en formas impensables en los últimos dos sexenios Moreiristas. Actualmente, aunque la ciudadanía en general se pregunta a dónde fue a parar ese recurso de tantos miles de millones de pesos, las autoridades Estatales y Federales no han sido corresponsables con la ciudadanía para dar claridad y respuestas reales en el tema y por ende, no han siquiera intentado perseguir a los culpables intelectuales y materiales de tantos crímenes, fraude, peculado, tráfico de influencias, malversación de fondos, enriquecimiento ilícito,  y un sinfín de etcéteras.

 

Fue de llamar la atención que al acudir el pasado martes 30 de octubre al Congreso del Estado darnos cuenta que no habría sesión hasta el 6 de noviembre, y solo un diputado estaba en su despacho, Edmundo Gómez, y algunos despachos tenían asistente que recibió el documento; sin embargo la gran mayoría de las solicitudes tuvimos que entregarlas en la Oficialía de Partes del Congreso del Estado pues no había ni diputados ni asistentes, recibir tanto sueldo, dieta y prestaciones para trabajar solo del día de sesión y levantar la mano como el gobernador les indique es una burla más del sistema político coahuilense.

 

Insistiremos y cada vez con más fuerza y energía, siempre pacíficamente, que el Gobierno del Estado transparente las finanzas de los últimos dos sexenios, pues tenemos bien claro el plan de Humberto de dejar a su hermano Rubén para su protección. Ambos fueron planeadores y beneficiarios de tanto crimen y no descansaremos hasta que todos los responsables paguen su culpa y devuelvan lo robado al patrimonio del pueblo coahuilense.

 

 

Ciudadanos por Coahuila

 

 

 

Texto íntegro entregado al Sr. Rubén Moreira Valdez.

 

Saltillo, Coahuila a 23 de octubre de 2012

 

 

 

Lic. Rubén Ignacio Moreira Valdez

Gobernador Constitucional del Estado de Coahuila de Zaragoza

Presente.-

 

 

 

Por diversos medios de comunicación nos hemos enterado que el Gobierno del Estado de Coahuila, a través de la Secretaría de Finanzas encabezada por Jesús Ochoa Galindo ha solicitado autorización al Congreso del Estado para la adquisición de una nueva línea de crédito a Banobras, situación que ya lo veíamos venir desde hace mucho tiempo, sin embargo hay varias situaciones que hay que considerar antes de, inclusive, solicitar dichos créditos a Banobras.

 

Primeramente, es imprescindible que se transparenten clara y totalmente el destino de la Deuda Pública ya adquirida, antes de la reestructura realizada en Agosto de 2011. Esto por la serie de dudas y las miles de preguntas sin respuesta sobre el destino de los 34 mil millones que se reestructuraron sin información ni consulta previa.

 

Sabemos de meses atrás la situación de documentos falsificados, alterados y decretos falsos para la adquisición de gran parte de la Deuda Pública adquirida por la administración de 2005 – 2011, cantidades que se tienen aún como parte de la Deuda Pública actual, aún cuando el Estado, obviamente, no utilizó esos recursos para infraestructura, desarrollo u obra pública. Por lo cual es urgente una acción al respecto para evitar que los coahuilenses paguemos ese recurso obtenido ilegalmente y que los bancos involucrados, la PJGE y la PGR realicen las investigaciones y acciones de procuración de justicia necesarias para castigar a los responsables y recuperar el recurso desviado.

 

La confianza se gana, no se adquiere como consecuencia de unas elecciones y mucho menos cuando el Gobernador fue supuestamente electo por poco más del 26% de la población, por lo cual debe legitimar su gobierno ganándose la confianza del resto de la población. Por lo cual miles de coahuilenses no confiamos en su actuar como gobierno y mucho menos al decidir nuestro futuro y nuestras reglas sociales sin hacernos parte de las decisiones, como lo es tanta reforma y acción legislativa que el Ejecutivo ha realizado en este año sin informar a la ciudadanía hasta el momento que se aplica y en muchos casos dejar en estado de indefensión al ciudadano común.

 

Por lo anteriormente expuesto lo invitamos a:

 

  1. Que, antes de hacer efectivo el crédito con Banobras o cualquier otro crédito a cualquier institución crediticia, bancaria o financiera, transparente al 100% la totalidad de los créditos obtenidos en el sexenio de su hermano Humberto Moreira Valdés, investigue y castigue las distintas responsabilidades administrativas y penales a su cargo y transparente su mismo gobierno.
  2. Abra un diálogo franco y respetuoso con la ciudadanía, particularmente los grupos que lo hemos cuestionado a usted y a su hermano, para aclarar las miles de dudas que tenemos respecto a la transparencia y buen gobierno, mismas que ante la falta de respuestas no consideramos que existan ni la una ni la otra. Lo invitamos a que en este diálogo con toda la población, y no solo con los priistas, se consulte todas y cada una de las decisiones de impacto en la sociedad en todos sus temas, particularmente en los temas legislativos que tanto auge han tenido en este sexenio.
  3. Dentro de ese diálogo abierto y franco con la ciudadanía, sea respetuoso y no manipule ni con encuestas falsas ni con la compra de medios de comunicación, espacios de información comprados; sino un ejercicio igual de transparente como la ciudadanía espera a un gobierno y no un gobierno manipulador como se maneja en algunos medios de comunicación en el Estado.
  4. Debe quedar totalmente fuera de cualquier circunstancia en la vida de Coahuila la represión, intimidación y violencia de los derechos civiles y humanos por parte de los tres poderes del Estado, funcionarios y servidores públicos, su partido el PRI y cualquiera de sus miembros, puesto que las acciones que se emprenden como gobierno no deben ser considerados eventos del PRI. De manera que de antemano condenaremos cualquier acto de represión e intimidación a cualquiera de los que cuestionamos su forma de gobernar actual, y lo seguiremos invitando a que cambie estructuralmente esa forma a una forma democrática, transparente, respetuosa y comprometida realmente al desarrollo del Estado.

 

Nos interesa trabajar para el desarrollo del Estado y nuestra sociedad y aunque no se nos han abierto espacios para coadyuvar a ello, salvo lo que nosotros mismos como organismos ciudadanos hemos emprendido, seguiremos insistiendo constantemente, sin negociación, sin renunciar a ese nuestro derecho, por una vida digna para los coahuilenses, deber natural de los ciudadanos auténticos.

 

 

 

Ciudadanos por Coahuila

Organismo Ciudadano, apartidista y sin intereses de Poder Público.

 


MOREIRA: LA SANGRE DERRAMADA

El asesinato del hijo del ex gobernador de Coahuila fue el tiro de gracia a un político en desgracia…

Dirigente nacional del PRI en momentos clave –la designación del candidato presidencial de ese partido– Humberto Moreira se había servido del poder hasta su máxima expresión política.

Pero acabó defenestrado ante la presión del gobierno calderonista y el abandono que se hizo de él desde la cúpula priísta, muy preocupada por su reputación cuando se construía la candidatura de Enrique Peña Nieto.

Humberto Moreira usó, pues, y fue usado, como es norma en el priísmo. Y en este último contexto su hijo acabó siendo asesinado.

Como gobernador solía confrontarse con Felipe Calderón: varias veces le recriminó la militarización exacerbada del país. Desde Coahuila ayudó a varios de sus compañeros de partido a ser gobernadores, entre ellos a su hermano Rubén, quien lo sucedió.

Como presidente del PRI consiguió apoyos estratégicos para Enrique Peña Nieto hasta definir su candidatura a la Presidencia. Pero cayó en desgracia al revelarse que como mandatario de Coahuila contrajo una deuda multimillonaria, que en parte se obtuvo gracias a documentos falsos. Entonces sus compañeros de partido lo dejaron solo.

Y ahora su hijo fue asesinado.

Crítico de la militarización, Moreira se convirtió en víctima de la violencia que azota al país y en estos días sobre todo al norte de Coahuila. En sus palabras padece “en carne propia” el saldo de la “guerra absurda” declarada por Calderón al inicio de su mandato.

El miércoles 3, José Eduardo, primogénito del ex dirigente nacional del PRI y ex gobernador de Coahuila, fue asesinado en un paraje de Ciudad Acuña.

La noticia se difundió con rapidez, sin que hubiera confirmación oficial hasta el día siguiente. En el gobierno de su tío, Rubén Moreira, se cerraron todas las fuentes de información. Dos horas después de la desaparición del joven de 25 años ni siquiera su padre estaba enterado de lo ocurrido y no fue sino hasta que los rumores llegaron a él cuando pudo confirmar la muerte de su primogénito.

Distrito Federal— Carlos Ariel y Álvaro fueron los hermanos que acompañaron a Humberto en el sepelio. Rubén no asistió. Tampoco los secretarios de su gabinete. Sólo unos pocos alcaldes llegaron a las exequias.

La ausencia de Enrique Peña Nieto y de la mayoría de los gobernadores priístas fue más notoria que las discretas asistencias de algunos peñistas: Sólo acudieron el sucesor de Moreira en el PRI, Pedro Joaquín Coldwell; los integrantes del equipo de transición Miguel Ángel Osorio Chong y Jorge Carlos Ramírez Marín y los gobernadores de Chihuahua, César Duarte, y Zacatecas, Miguel Alonso.

Aunque más tarde el ex dirigente priísta se reuniría con el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, no hubo nadie del Gobierno Federal y las condolencias de Felipe Calderón –emitidas durante un acto en Colima– estuvieron acompañadas del anuncio de apoyo federal al estado. Los funcionarios calderonistas, como Poiré y el jefe policiaco Luis Cárdenas Palomino, se reunieron con Rubén en Saltillo.

En Ciudad Acuña, en el centro del cortejo, Humberto Moreira devastado, rodeado de su familia y custodiado por efectivos de la Armada, reclamó justicia y advirtió que su hijo era una víctima más de la “guerra absurda” que se vive en México.

En desgracia

El asesinato de José Eduardo Moreira ocurrió en momentos en que su padre cayó en desgracia. Luego de haber acariciado las altas esferas del poder y haberse colocado en la primera línea del equipo de Enrique Peña Nieto, debió salir de la escena pública acusado de contratar de manera ilícita una deuda que ronda los 35 mil millones de pesos cuando fue gobernador de Coahuila.

Antes, en diciembre de 2010, faltando un año para concluir su mandato, anunció que renunciaría a la gubernatura. Abandonó el estado con señalamientos por un nepotismo (todos sus hermanos estaban en actividades públicas) que alcanzaba su mayor expresión en la designación de Rubén como candidato a sucederlo.

Contra Humberto pesaba que durante su gestión ocurrió el desbordamiento de la violencia en la región lagunera, especialmente en Torreón, donde la confrontación entre el Cártel de Sinaloa y Los Zetas se materializaba en matanzas, tiroteos, atentados y secuestros que azotaban en especial a la comunidad empresarial.

En todo el estado la presencia Zeta se traducía en extorsiones y desplantes de poder que, sin embargo, no llegaban a los indicadores sangrientos de las demás entidades fronterizas, no obstante el elevado número de desaparecidos. A la violencia Moreira respondía con críticas al modelo de militarización y señalaba la falta de estrategia de Calderón para combatir el problema. (Proceso 1757).

Según Moreira, fue por sus posturas críticas como gobernador que el gobierno de Calderón le retenía participaciones y recursos aprobados para la entidad, además de enfrentar cerrazón al diálogo en el gabinete federal.

Con sus operadores electorales desplegados contribuyó a las victorias electorales de estados en manos de partidos opositores al PRI, como San Luis Potosí y Zacatecas, o en riesgo de derrota como Nuevo León y Durango. Finalmente llegó por unanimidad a la dirigencia nacional del PRI.

El profesor llegó a la cumbre de su trayectoria al convertirse en dirigente del PRI en marzo de 2011. En los meses siguientes consiguió que su partido ganara Coahuila, Nayarit, el Estado de México y Michoacán.

Pero sobre todo operó la aproximación de la élite militar a Peña Nieto (Proceso 1839), consolidó la alianza con el partido de Elba Esther Gordillo y definió la unción del mexiquense, a costa de las aspiraciones del entonces senador y hoy diputado federal Manlio Fabio Beltrones.

El caso de la deuda

El 25 de junio de 2011, a una semana de celebrarse la elección de gobernador de Coahuila, Ernesto Cordero, entonces titular de Hacienda, acudió a Torreón para participar en un acto de campaña de Guillermo Anaya Llamas, el candidato panista, senador con licencia y compadre de Calderón. Originario de Torreón, Anaya contendía contra Rubén Moreira.

En el acto partidista Cordero informó que la deuda de Coahuila ascendía a 33 mil millones de pesos, una cantidad casi cinco veces mayor que la admitida públicamente por el gobierno del estado hasta entonces.

En el escándalo resultaron implicados funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, colaboradores de Javier Villarreal Hernández, miembro del círculo cercano de Rubén, y empleados bancarios. El asunto fue ampliamente difundido e inclusive la candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota, utilizaba a diario la referencia en su campaña para aludir a la corrupción priísta.

Sin embargo Proceso pudo confirmar que desde finales de junio la PGR declaró el no ejercicio de acción penal contra Humberto Moreira. Por otra parte el saldo fue liquidado, por lo que los implicados tendrían que enfrentar consecuencias de derecho sólo por 25 millones de pesos, que es el daño patrimonial causado a la entidad.

La agencia de noticias Apro dio a conocer el 10 de noviembre de 2011 que los 3 mil millones contratados de manera ilícita estaban saldados, conforme al expediente 76/2011 radicado en el juzgado Segundo en Material Penal de Saltillo. Se trataba de un crédito por mil millones de pesos contratados con el Banco del Bajío, y otro por 2 mil millones de pesos con Santander.

Por el crédito con el Banco del Bajío el gobierno de Coahuila debió pagar 25 millones 500 mil pesos de intereses, en tanto que por el de Santander, 19 millones de pesos. Así, independientemente de los delitos que se siguen por la falsificación de firmas y documentos, los imputados enfrentarían consecuencias de derecho por 44 millones 500 mil pesos y no por el monto total de la deuda.

Abandonado

Para entonces, en cada fecha significativa para los hermanos Moreira una situación de violencia se desataba en la entidad. El registro se incrementó a partir de dos hechos: La llegada de efectivos de la Armada a la entidad en 2010 y el rompimiento de Los Zetas con el Cártel del Golfo a finales de ese mismo año.

El 18 de julio de 2010, cuando Rubén se casó con la hidalguense Carolina Viggiano Austria en Saltillo, ocurrió la masacre de la Quinta Italia en Torreón, con saldo de 18 muertos. El 4 de marzo de 2011, cuando Humberto tomaba protesta con dirigente del PRI, se desató un tiroteo en Saltillo que mantuvo a la ciudad en vilo. El 1 de diciembre de 2011, horas después de que Rubén asumiera la gubernatura, otra balacera desquició a la capital coahuilense.

Humberto abandonó la dirigencia del PRI en medio del escándalo, con Calderón refiriéndose indirectamente a la deuda y la dirigencia del PAN interponiendo denuncia tras denuncia. Pero Rubén se dirigía al Presidente el 7 de diciembre de 2011, apenas iniciada su gestión:

“(Deseo) agradecerle a su gabinete de seguridad, que en el inicio del gobierno de Coahuila nos han acompañado en el trabajo de la búsqueda de la seguridad. Muchas gracias, señor Presidente”, insistía Rubén Moreira, quien a partir de entonces saludó y dio todas las condiciones para el establecimiento de bases navales y militares en el estado.

Para entonces el círculo cercano de Humberto había quedado fuera del reparto de cargos con Rubén y se empezaba a hablar del distanciamiento de los hermanos.

Fue notoria la ausencia de Rubén en la capilla ardiente, la ceremonia religiosa y el sepelio de José Eduardo, el jueves 4.

Sólo la viuda de José Eduardo, Lucrecia Davis, en su cuenta de Twitter le escribió a Rubén Moreira: “No sabes gobernar Esto es tu culpa maldito Renuncia”. En otros dos mensajes exigió justicia.

En cuanto a Humberto, al salir de la misa de réquiem declaró que atravesaba un momento muy triste, que habría tiempo para hablar y expuso: “He aguantado mucho, he aguantado calumnias, he aguantado engaños, he aguantado que la gente hable sin saber, pero esto no se puede aguantar. Mataron a mi hijo. Le dieron dos balazos en la cabeza unos desgraciados”.

Fuente: MundoNarco
Nota de los editores: reproducimos esta nota no con al afán de fomentar el amarillismo, sino de seguir dando a conocer noticias relacionadas con el lamentable suceso en el que el Estado se ha vuelto envuelto en sangre gracias a la avaricia y corrupción  de una clase política que se cree Monarquía y al parecer, está actuando como tal.

DETRÁS DEL HIJO DE MOREIRA

Detrás del hijo de Moreira
Por: Lydia Cacho – octubre 4 de 2012 – 22:52
Cacho en Sinembargo, COLUMNAS – 125 comentarios

No estoy dispuesta ni lo estaré nunca a celebrar el asesinado de nadie. Lo que estoy es convencida de que quienes cometen delitos deben pagar por ellos de acuerdo a las reglas jurídicas establecidas para quien incurre en conductas antisociales. Que desde los asesinos hasta quienes comete peculado deben pagar, como bien lo exige la ley, con la privación de la libertad y las multas correspondientes. Lo mismo aplica para quienes utilizando el poder que les confiere un puesto público, debilitan a las instituciones con el tráfico de influencias, llevan a cabo negocios sucios, ejercen nepotismo, lavan dinero, o robustecen sus fortunas personales dejando en quiebra a sus ayuntamientos y estados, traicionando a la sociedad entera. El mismo rasero para toda la sociedad.

Dicho lo anterior debo confesar que a mi, como a millones de personas, las declaraciones que Humberto Moreira hizo hoy me dejaron pasmada. Y sí, seré políticamente incorrecta, pero debo decir lo que muchos piensan y callan por pudor. En medio de su auténtico dolor por la trágica muerte de su hijo, Moreira es el mismo cínico de siempre. Declaró “Mi hijo es un muerto más de esta guerra, unos desgraciados le dieron dos balazos en la cabeza”. Cuando el ex gobernador que dejó a Coahuila en un estado financiero calamitoso, por no hablar de la impunidad y violencia rampante, dijo estas palabras y acto seguido aprovechó para asegurar que se le había calumniado, pero que esto sí, no lo va a perdonar.

Y debo decir que si su hijo fuera un muerto más de esta guerra, él estaría como el resto de los padres y madres, haciendo fila, lleno de ansiedad y angustia, para que la procuraduría estatal recogiera su caso antes de los otros dos mil pendientes. Si su hijo fuera otro más no hubiera sido contratado por su tío como coordinador regional de la Sedesol estatal. Si su hijo fuera una víctima más de esta guerra, seis horas después de su asesinato no habrían 23 funcionarios públicos federales coordinándose para llevar a cabo una estrategia de seguridad. Si el padre del joven asesinado fuese un hombre común, sin poder político (con averiguaciones previas abiertas y acusaciones sobre corrupción y otros probables delitos), las autoridades federales no solamente le hubiesen negado la ayuda, sino hubiesen dicho, como dicen de miles de jóvenes pobres y desconocidos que han sido ultimados en pueblos del norte del país, que seguro andaba en malos pasos, o de plano García Luna y Cárdenas Palomino lo habrían tachado como un narco más en su larga lista de muertos acusados falsamente.

Si el hijo de Moreira fuese uno más de esos miles de asesinados de esta guerra, Poiré, el mismísimo secretario de Gobernación, no le hubiera tomado la llamada al padre. Tampoco hubiese sucedido lo que sucedió: horas después de su muerte se conformó un grupo de trabajo con autoridades estatales y federales que se comprometieron a esclarecer los hechos a la brevedad posible, y castigar a los responsables. Si fueran víctimas normales, como nos asegura Moreira, no se habrían reunido en menos de seis horas Victoria Pacheco, la subprocuradora de Control Regional de la PGR, con el General Luis Arturo Oliversen, Jefe del Estado Mayor Presidencial de la Sedena y el Almirante José Santiago Valdés, Jefe del Estado Mayor General de la Armada de México. Y como no es un joven común, sino el hijo de una privilegiada clase política, también llegaron a esa pronta reunión el director general del Cisen Jaime Domingo López (responsable de la Seguridad Nacional), el Comisario de SSPF, Luis Cárdenas Palomino, y el comandante de la novena región militar, el General Noé Sandoval.

Todas las familias de jóvenes desaparecidos, asesinados y asesinadas en México saben que las personas comunes van al Ministerio Público, pero antes rezan para que las autoridades y algunos medios coludidos con ellas no publiquen algún mensaje difamatorio que mande a su familiar asesinado al cajón de los “culpables a priori” en los que la autoridad no desperdicia ni diez minutos porque descarta su derecho como víctima y le somete al juicio sumario post-mortem sin derecho a réplica.

Las y los reporteros de este país hemos escuchado demasiadas historias de familias desgarradas por el asesinato impune de sus hijos como para guardar silencio ahora. Porque sin escatimar el dolor de la pérdida que sufre la familia Moreira y la joven viuda, debo decir que este inmenso y desproporcionado despliegue de los personajes más importantes de la seguridad nacional en tan pocas horas, advierte el futuro que hemos de enfrentar. Todo parece indicar que los favores que el presidente Calderón desde ya hace al PRI no tienen límites, y nos recuerda justamente la razón por la que el país se cae a pedazos en lo concerniente a derechos humanos e impartición de justicia.

Porque las madres y los padres de las cientos de jóvenes asesinadas en Chihuahua siguen suplicado después de diez años, que la autoridad reúna lo que se reunió hoy por la familia Moreira: los elementos técnicos, científicos y humanos de mayor calidad para detener a los culpables de inmediato. Lo mismo las miles de familias que han seguido su viacrucis justiciero con Sicilia.

Esto nos lleva a preguntarnos, si las autoridades tienen esa capacidad de respuesta y prometen esos resultados ¿por qué no funciona con todas las familias? Ya sé que me dirán que porque este es un país de gobernantes corruptos y abusivos y la justicia es para quien puede pagarla. Pero esa no es la respuesta que busco, es simplemente un diagnóstico añejo y certero de las circunstancias; la pregunta es válida, porque si efectivamente es posible trabajar en equipo, juntar a los mejores elementos, llevar a cabo una análisis criminológico de alto nivel y dar con los culpables de quienes en medio de un camino rural balearon a un joven ¿por qué no replicar esa estrategia y sacar al país del marasmo de muerte e impunidad? ¿Por qué incluso en asesinatos de otros políticos no se dio este nivel de respuesta?

He visto a demasiadas familias, ricas, pobres y clasemedieras honestas sentadas en procuradurías y juzgados, llorando, restregándose las manos de ansiedad y angustia, suplicando que la policía vaya a donde asesinaron a su hijo o hija. A padres que me narran llorando cómo llegó antes el Ejército al lugar de los hechos y de inmediato dijeron que dos balazos en la cabeza son símbolo de ejecución y que “muy probablemente” la víctima estaba metida en malos pasos.

No importa cuan corrupto sea un político, los hijos no merecen pagar por los delitos de sus padres. José Eduardo no es la excepción. Se equivocan quienes celebran su muerte como castigo a sus familiares, este país lo que necesita es justicia, no venganzas ni odio. Pero también necesita equidad jurídica. Moreira debería, como todo padre mexicano, esperar respetuosamente detrás del otro padre coahuilense a cuyo hijo asesinaron hace seis meses y a quien el procurador aun no recibe. Entonces si creeríamos que su hijo es otra víctima más de esta guerra. Y debería preguntarse ¿qué condiciones dejó él en el estado para que otros padres sufrieran lo que él experimenta hoy?

@lydiacachosi

 

 


CONTRATARAN MAS DEUDA PARA #COAHUILA

“Moreirazo”:

Renegociarán deuda del ‘moreirazo’

SALTILLO.- Un año después de reestructurar la megadeuda que ocultó y contrató en gran parte de manera ilegal el Gobernador Humberto Moreira, el Gobierno de Coahuila informó ayer que comenzó una renegociación de los pasivos.

El Subsecretario de Egresos estatal, Armando Rubio, explicó que buscan mejores plazos, tasas y negociaciones contractuales a los conseguidos en la reestructuración de septiembre del año pasado.

Tras destaparse en agosto del 2011 que Moreira mintió sobre el monto de la deuda estatal -que era de 34 mil millones de pesos y no de 7 mil 500 millones, como se aseguraba-, el Gobierno de Coahuila tuvo que renegociar los pasivos ante su falta de recursos y su próximo vencimiento.

Las reestructuración, que se dio con bancos, llevó la deuda a 36 mil millones y a un plazo de 20 años.

En el 2005, al asumir Moreira, los pasivos eran de apenas 196 millones.

Rubio aseguró que buscan la renegociación porque consideran que ha cambiado la visión que la banca tiene de Coahuila.

“No son nuevos créditos, es la deuda bancaria actual”, dijo.

“Ha mejorado mucho la confianza de la banca por razón de todas las acciones positivas que se han hecho en esta Administración”, aseguró, “todos los ajustes fiscales que se han realizado, las reducciones del gasto corriente”.

Para pagar la megadeuda, la actual Administración estatal, encabezada por Rubén Moreira, hermano de Humberto, acabó con programas sociales, elevó los impuestos e, incluso, está rebajando el sueldo a empleados, presuntamente, para abonar a los pasivos.

El funcionario dijo que, por el momento, no se pueden especificar las condiciones que buscarán obtener con los bancos.

No obstante, porque gran parte de los pasivos fue adquirida con documentación apócrifa y se desconoce su destino, ciudadanos coahuilenses han interpuesto amparos contra la reestructuración del 2011, conflicto que ya llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. (NM).


¿QUE SE VAYA RUBEN MOREIRA O QUE SE QUEDE?

¿QUE SE VAYA RUBEN O QUE SE QUEDE ?

 

¿Qué más podríamos pedir en Coahuila, si no es “Fuera Moreira”? …  o ¿qué razones podríamos tener los coahuilenses para pedir que se quede?

 

A casi nueve meses de la segunda parte del Moreirato en Coahuila se han cumplido todos los pronósticos… un gobierno cuya únicas metas son encubrir y borrar las huellas del hermano y trabajar para el partido político en el poder. Dos razones dirigen su razón de ser.

 

Un día se dice que se tiene un “gabinetazo” y el otro día los remueve para asignarlos a funciones partidistas. Un día se dice respetar las leyes ,y el otro día se cambian éstas para ponerlas a modo. Un día se anuncia transparencia, pero se encubre al hermano. Se entregan reportes financieros al congreso argumentando transparencia sin decir que no es por voluntad sino por obligación con los bancos acreedores.

 

Se combate a la delincuencia organizada pero se tiene de asesor a quién la frecuenta.

 

Se dice saber lo que necesita Coahuila pero hasta 7 meses después se entrega una estatal de desarrollo al vapor y lleno de generalidades

 

Se dice proteger los intereses de la ciudadanía pero se suben impuestos al por mayor;

 

se inicia cruzada para auditar empresas y fiscalizar hasta el último centavo pero despiden personal sin liquidación alguna con amenazas y engaños:

 

se dice incrementar el empleo y se despiden miles de burócratas;

 

Se dice que no sabe porque renuncia Aguillón pero al día siguiente le aplaude en la toma de posesión como nuevo dirigente estatal del PRI;

Dice castigar a los funcionarios corruptos y nombra recaudador de Parras,Coahuila a Nacho Segura;

 

Dice que en su gobierno no habrá ilegalidad y él mismo es producto de la coacción del voto;

 

Le dice al obispo Raúl Vera que decir mentiras es pecado y al día siguiente dice que no ha visto a su hermano;

 

¿Qué podemos de esperar de un gobernante así?

¿Le creeremos que ataca al crimen organizado?

¿Le creemos que el Lazca abandonó Coahuila?

¿Le creemos que su viaje a Colombia es para aprender cosas de seguridad?

¿Le creeremos que su gobierno es transparente?

¿Le creeremos que sus acciones son para beneficio de la ciudadanía?

No terminaríamos con las preguntas sin respuestas ….

 

¿QUE SE VAYA RUBEN O QUE SE QUEDE ?


VALIDA JUEZ DERECHO CIUDADANO PARA AMPARARSE CONTRA LA DEUDA DE COAHUILA

El Juez Primero de Distrito reconoció el derecho de los ciudadanos de Coahuila a oponerse legalmente al pago de la megadeuda contraída de forma fraudulenta durante el sexenio del priista Humberto Moreira.

Al resolver un juicio de amparo promovido por el abogado Reyes Flores Hurtado, el Juez José Daniel Nogueira Ruiz resolvió que es válido el argumento presentado por el quejoso con base en la fracción IV del artículo 17 de la Constitución local, que concede el derecho a rehusar el pago de todo préstamo o contribución que no esté decretado legalmente.

Flores Hurtado indicó que la resolución implicará la posibilidad de que cualquier ciudadano pueda oponerse legalmente al pago de la deuda de casi 36 mil millones de pesos, heredada por la pasada administración, toda vez que una buena cantidad se obtuvo a través de documentos falsos, es decir, de forma ilegal.

“¿Cuál es la trascendencia que tiene? Que una vez que se determine que existe la garantía, cualquier ciudadano se puede oponer ahorita, mañana, o en seis meses o en un año.

“Es un tema muy interesante que puede desencadenar movimientos fuertes en torno a una deuda que el Gobierno en apariencia se está frotando las manos en el sentido de que quedó firme y que es legal, abre la posibilidad de que esto camine por esa vía”, expresó.

Flores Hurtado presentó en noviembre de 2011 un oficio ante el despacho del entonces Gobernador Jorge Torres López para manifestar su rechazo al pago de la deuda y a su vez solicitar que se le informe el modo en que el Estado garantizaría el cumplimiento de la garantía otorgada por el artículo 17 de la Constitución local.

En respuesta, Sergio Antonio Almaguer Beltrán, entonces Subsecretario de Asuntos Jurídicos, señaló que el derecho de oposición invocado no forma parte de los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución federal o local, por lo que su alcance no está determinado por la legislación vigente.

Sin embargo, el artículo 17 incluye esta potestad para los ciudadanos en adición a los derechos concedidos en el capítulo I de la Constitución General, los cuales se conocen como las garantías individuales.

Reyes Hurtado promovió el amparo que cuya resolución le será notificada formalmente esta tarde.

Incluso, el juez ordena al Estado que le haga saber el motivo por lo que dicho derecho de oposición establecido en la Constitución no forma parte de los derechos fundamentales reconocidos.

El abogado dijo en entrevista que la resolución también permitirá destrabar otros amparos en los que los jueces argumentan que los ciudadanos no tienen interés jurídico para combatir los decretos 534 y 536 aprobados el año pasado por el Congreso para autorizar el re financiamiento de la deuda.

“Los amparos de los primeros decretos se están desechando bajo el criterio de que el ciudadano no tiene derecho”, expresó, “si hay un amparo que interpreta el 17 y el artículo 17 dice que constituye una garantía del ciudadano, entonces, en consecuencia ya la legitimación ya no está sujeta a discusión en cuanto a los amparos contra los decretos de deuda.

“Es un criterio que tendrá que asumir la Corte porque es la que va a decidir en términos generales la legitimación”.

Flores Hurtado reconoció que el Gobierno del Estado aún tiene posibilidades de solicitar la revisión del juicio de amparo o buscar mecanismos para oponerse al cumplimiento de la garantía otorgada por la Constitución.

Texto: Lorenzo Cárdenas (El Norte)


ATRAE CORTE DOS AMPAROS CONTRA MOREIRAZO

Rueda de Prensa

Saltillo,  México (4 junio 2012).- La Suprema Corte de Justicia de la Nación atrajo dos amparos contra la aprobación de los decretos 534 y 536 aprobados por el Congreso del Estado para el refinanciamiento de la megadeuda adquirida durante la administración del priista Humberto Moreira.

Reyes Flores Hurtado, abogado y promotor de los amparos, indicó que se trata de dos casos que fueron juzgados por el Juzgado Segundo de Distrito que carecen de personalidades jurídicas para ampararse contra la aprobación de la deuda.

El abogado confió en que la Corte validará su personalidad jurídica y resolverá de fondo la presunta inconstitucionalidad de los decretos que permitieron refinanciar los pasivos de Coahuila, que actualmente ascienden a 36 mil millones de pesos.

Los amparos atraídos por la Corte son los radicados bajo los números 1047-2011 y 999-2011 promovidos por el propio Reyes Hurtado.

Hasta el momento sólo uno de ellos ha sido asignado bajo el número 248 2012 en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.


A %d blogueros les gusta esto: